Síntomas Neurológicos Funcionales y Disociativos : una guía para pacientes

Hemi

Investigaciones

Es común que pacientes con síntomas funcionales se pregunten si los médicos tienen el diagnóstico correcto. Lea la página de '¿diagnóstico erróneo?' si quiere saber más acerca de esto.

Esta página sobre las investigaciones está en la sección de tratamiento debido a que muchos pacientes se sienten confundidos sobre lo que en realidad mostraron sus investigaciones. El médico puede que haya mencionado algunas "anomalías" y podría ser útil ponerlo en contexto:

1. Cambios en la sustancia blanca / lesiones hiperintensas / 'puntos blancos' en el cerebro / enfermedad vascular en RM

Una cosa que causa mucha confusión es la presencia en un informe de resonancia magnética de pequeños puntos blancos en el centro del cerebro. Estos tienen una variedad de nombres, incluyendo hiperintensidades, cambios de la sustancia blanca o enfermedad isquémica. A veces incluso se les llama 'Objetos Brillantes no Identificados (OBNI)'.

Estos puntos blancos comienzan a aparecer con mayor frecuencia en personas sanas a medida que envejecen. A grandes rasgos, es normal tener un punto por década. Así que si usted tiene 35 años debe tener tres o cuatro puntos, si tiene 55 años es posible que tenga 5 o 6. De hecho, una vez que llegue a los sesenta, entonces probablemente tendrá muchos más. Es un poco como las canas.

Se es más propenso a tener puntos blancos si es un fumador o tiene la tensión arterial alta. También se cree que tener migraña o depresión hace más probable estos puntos blancos.

El problema viene cuando estos puntos blancos son interpretados en alguien que tiene síntomas como debilidad o entumecimiento como sugestivos de esclerosis múltiple (EM).

EM se diagnostica en parte sobre la base de ver muchos puntos blancos en el cerebro (en lugares característicos no frecuentados por "puntos" normalmente relacionados con la edad). El radiólogo puede tener claro que los puntos están relacionados con la edad o puede escribir un informe que es ambiguo y deja a todo el mundo incierto sobre si la prueba es normal o no.

A veces, todos los radiólogos están de acuerdo en que cierta prueba es normal. Otras veces, un radiólogo puede informar una prueba con puntos blancos como normal y otro estar inseguro.

En ocasiones se realiza una punción lumbar para ver si hay evidencia de inflamación en el sistema nervioso.

2. Anomalías en la resonancia de la médula espinal
Otra fuente de confusión puede surgir cuando se realiza una resonancia de la médula espinal para explicar sus síntoms.

Al igual que los 'puntos en la sustancia blanca', hay cambios en la resonancia magnética de la columna vertebral que ocurren con la edad, independientemente de la edad.

En el momento en que se llega a los cuarenta, prácticamente todo el mundo tiene un grado de 'cambio degenerativo' en su columna vertebral. Los estudios han demostrado que los pacientes con alteraciones muy graves en la columna vertebral a menudo no tienen síntomas.

Es sin duda cierto que la mayoría de pacientes con dolor espinal no tienen ninguna clara anormalidad estructural que explique sus síntomas.

Pero a menudo un informe de RM volverá con frases bastante alarmantes como 'cambios degenerativos', 'espondilosis', 'protrusión discal', 'listesis', 'osteofito'. Todas estas cosas implican una columna vertebral que es anormal y dañada, y sin embargo, todas estas cosas, dependiendo de su gravedad puede ser perfectamente normales para su edad.

A menudo, la pregunta más importante es, ¿hay alguna evidencia de que las raíces nerviosas o la médula espinal han sido atrapados?. Incluso esto puede ser complicado. Muy a menudo en pacientes con síntomas no neurológicos, como los problemas de laringe, la RM ha mostrado alarmantes compresiones de la médula espinal, y sin embargo, el paciente no tiene síntomas de afectación medular.

Muchos pacientes (y médicos), creen que la RM clarificará el diagnóstico del paciente. Esto a menudo no sólo no es el caso, sino que puede llevar a confundir aún más. Un informe que comente este tipo de alteraciones normales y de menor importancia puede ser realmente perjudicial para el paciente que se va con la sensación de que su cuerpo está dañado y es anormal y con pocas posibilidades de mejorar

3. Electroencefalografía

Los pacientes que tienen ausencias pueden ser enviados a hacerse un EEG para investigar la causa. El EEG es una prueba que, cuando se utiliza correctamente, puede ser útil en algunos pacientes. También tiene el potencial de inducir a error.

En pocas palabras, muchos pacientes con epilepsia pueden tener un EEG normal (si no tiene un ataque en el momento de la prueba).

Muchos pacientes con crisis disociativas (y de hecho la poblacion en general) pueden tener sutiles anormalidades en su EEG que son irrelevantes. De vez en cuando pueden tener un EEG anormal sin claramente tener ningún ataque durante la prueba. Esto no significa que tienen epilepsia.

La única forma de utilizar un EEG para diagnosticar la epilepsia con seguridad es si la persona tiene un ataque durante la prueba.

La mayoría de las veces esto no es práctico así que la epilepsia (y la convulsiones disociativas) siguen siendo diagnosticadas en base a la historia del paciente y el relato de testigos.

Imágenes próximamente ...