Síntomas Neurológicos Funcionales y Disociativos : una guía para pacientes

Hemi

Me han dado el diagnóstico incorrecto?

Muchos pacientes con síntomas funcionales se preguntan si les han diagnosticado mal. Sobre todo al no haber un "scan" o análisis de sangre que pueda confirmar el diagnóstico.

Existen muchos diagnósticos neurológicos. Los más comunes son:

• Ataques cerebrovasculares
• Epilepsia
• Migraña/ Dolores de cabeza
• Síntomas Funcionales / Disociativos
• Esclerosis Multiple
• Tumor Cerebral
• Enfermedad de Parkinson
• Miastenia Gravis
• Enfermedad de Neurona Motora (Esclerosis Lateral Amiotrófica)
• Neuropatía Periferica
• Pinzamiento neuronal
• Cientos de otras enfermedades.....

A pesar de ésto, solo hay una decena de síntomas neurológicos.
Los más comunes son:

• Dolor de cabeza
• Parálisis, o pérdida de fuerza de una extremidad
• Síntomas sensoriales
• Desmayos
• Problemas de memoria, problemas cognitivos
• Problemas del habla/ problemas para tragar
• Mareos
• Síntomas visuales – no ver bien, ver doble...
• Dolor de cuello, espalda o extremidades.
• Temblores, espasmos, contracciones involuntarias
• Sítomas de vejiga urinaria

De hecho, los síntomas son tan limitados, que si alguien empieza a sufrir de uno o más, lógicamente se tendrá que preguntar si sufre de algunas de las enfermedades más conocidas que he citado.

Esta página web no puede explicar como un neurólogo diagnostica cada una de estas enfermedades. Pero enfatiza que los neurólogos tienen mucha experiencia en enfermedades que probablemente le preocupen, ya que presentan con síntomas parecidos o iguales a los suyos.

Puede que le sorprenda ver que he escrito sítomas funcionales y disociativos en la parte de más arriba de la lista de enfermedades comunes, ya que poca gente los conoce. Pero realmente son muy comunes. De hecho, el 15% de los pacientes que se ven en consultas externas en Neurología en el Reino Unido son diagnosticados con un síntoma funcional o disociativo. De todos los pacientes que se ven, un 5% sufren de parálisis, desmayos o síntomas sensitivos que son funcionales o disociativos.

Si su neurólogo le ha dado un diagnóstico de síntomas funcionales o disociativos, es probable que sea por una buena razón. Puede que presente signos en su examen físico que sugieren que su problema es funcional, no tiene que ser un diagnóstico "de descarte" (un diagnóstico que se le dé orque su escaner es negativo o sus análisis de sangre sean normales). Aquí puede ver signos físicos de problemas funcionales como parálisis, sensitivos o convulsiones disociativas.

De la misma manera que los neurólogos pueden diagnosticar enfermedades como el Parkinson, la epilepsia y la migraña mediante una historia clínica detallada y una consulta (y sin ningún tipo de pruebas), también pueden diagnosticar síntomas funcionales y disociativos de forma precisa.

Puede ser difícil cuando un paciente tiene una enfermedad neurológica subyacente (como la esclerosis múltiple) y también tienen clara evidencia de síntomas funcionales (como la debilidad funcional). En algunas personas, tener una enfermedad neurológica puede desencadenar el desarrollo de los síntomas funcionales y esto es algo que un neurólogo siempre debe tener en cuenta. Así es como a menudo las investigaciones se llevan a cabo incluso cuando clínicamente el diagnóstico parece claro. Algunas personas pueden tener dos diagnósticos - uno de una enfermedad neurológica y otro de los síntomas funcionales superpuestos. Por ejemplo, alrededor del 10% de las personas con convulsiones disociativas también tienen epilepsia (pero el 90% no las tiene).

Sin embargo, los estudios que han analizado con qué frecuencia los neurólogos obtienen el diagnóstico equivocado han tendido a concurrir (por lo menos en los últimos 30 años) en que la proporción de pacientes en los que con el tiempo el diagnóstico resulta ser incorrecto es aproximadamente el 5%. El gráfico de la derecha se basa en 27 estudios y cerca de 1.500 pacientes seguidos durante un promedio de 5 años. Se muestra cómo el diagnóstico se ha hecho más preciso a lo largo de los años.

Una cifra de diagnóstico erróneo de un 5% puede parecer alta, aunque quizá de manera sorprendente es menor al número de pacientes diagnosticados erróneamente con epilepsia, la esclerosis múltiple y es similar a la proporción a la que erróneamente se les dice que tienen enfermedad de neurona motora.

La evidencia sugiere que el diagnóstico erróneo de una enfermedad neurológica cuando el problema son en realidad síntomas funcionales / disociativos es tan común como al contrario.

Concluyendo…

Cualquier médico, generalmente un neurólogo, que hace el diagnóstico de un síntoma funcional o disociativo debe estar muy familiarizado tanto con los diagnósticos neurológicos posibles que los síntomas podrían representar, al igual que con los signos positivos clínicos de los síntomas funcionales. Aún así, a veces se equivocarán, pero no más a menudo que con otros diagnósticos neurológicos.

Misdiagnosis

En este estudio se recogen todos los estudios previos que analizan con qué frequencia los médicos dieron el diagnóstico equivocado de síntomas neurológicos funcionales. La proporción de diagnóstico erróneo ha sido alrededor de un 5% desde 1970. Esta es la proporción de error para todas las enfermedades neurológicas. (Stone et al BMJ. 2005; 331: 989;doi:10.1136/bmj.38628.466898.55