Síntomas Neurológicos Funcionales y Disociativos : una guía para pacientes

Hemi

Convulsiones Disociativas, Ataques no-epilépticos / Ausencias

Convulsiones Disociativas, Ataques No-Epilépticos

Se trata de uno de los síntomas funcionales / disociativos más comunes en neurología

A las convulsiones disociativas también se las llama ‘ataques no-epilépticos’, 'crisis disociativas', 'convulsiones psicogénicas' y ‘convulsiones/crisis funcionales’. Las he descrito como convulsiones disociativas en esta página web.

Las convulsiones disociativas son ataques incapacitantes y aterradores que parecen muy similares a los ataques epilépticos. Las personas pueden sufrir ataques con espasmos musculares o ataques durante los que simplemente están 'ausentes' por un tiempo a menudo bastante largo.

A diferencia de la epilepsia, los ataques disociativos no se deben a la actividad eléctrica anormal en el cerebro o alguna otra enfermedad neurológica. Sin embargo son debidos a un problema temporal en el funcionamiento del sistema nervioso, un poco como en un estado de trance. Potencialmente son tratables y se pueden curar por completo, aunque no con medicación y el tratamiento no es tan fácil.

Las convulsiones disociativas son comunes. Casi la mitad de todas las personas que se presentan al hospital con sospecha de epilepsia las tienen. Muchos pacientes con ataques disociativos en algún momento han sido mal diagnosticados con epilepsia y pueden incluso haber tomado medicamentos para la epilepsia.

¿Cuáles son las características típicas?
Hay dos tipos principales de convulsión disociativa:

1. Con movimientos – por lo general el paciente presenta sacudidas musculares que se asemejas a las convulsiones epilépticas generalizadas (anteriormente llamado 'gran mal')

2. Sin movimientos – en estos ataques los pacientes caen al suelo y permanecen inmóviles y no responden, a menudo durante muchos minutos

Su médico estará buscando características especiales y típicas de las convulsiones disociativas que las diferencian de la epilepsia. Estas incluyen:

• Larga duración de los ataques
• La naturaleza de los movimientos anormales de la cabeza y las extremidades, si es que los hay
• La presencia de un período prolongado de falta de reacción
• La apariencia de sus ojos y la boca durante el ataque
• Si usted tuvo algún aviso antes del ataque. Los 'avisos' antes de las convulsiones disociativas pueden ser de duración variable. Su duración puede variar desde estar completamente ausentes, a varias horas. A veces hay un patrón de síntomas físicos y una aterradora escalada de síntomas antes de un ataque, a menudo con síntomas disociativos (ver más abajo y en la página de 'disociación').
• A los pacientes con convulsiones disociativas a menudo les resulta aún más difícil describir sus ataques que a los pacientes con epilepsia

Para hacer el diagnóstico de las convulsiones disociativas requiere que el médico sea experto en el diagnóstico de la epilepsia, ya que la epilepsia se presenta en muchas formas diferentes. Los dos tipos de problemas pueden ser muy similares, incluso para observadores bien entrenados como paramédicos, enfermeras e incluso los médicos del hospital

¿Por qué mis pruebas son normales?
En los ataques disociativos todas las partes del sistema nervioso están intactas, sólo que no funcionan correctamente en ciertos momentos. El médico llegará a este diagnóstico después de escuchar lo que le sucede durante un ataque y al hablar con las personas que lo hayan obervado.

Los pacientes con ataques disociativos tienen resultados normales en las exploraciones del cerebro y en otras pruebas tales como el EEG (electroencefalografía) o prueba de 'onda cerebral'.

¿Entonces, lo estoy imaginando?
La respuesta es 'no', pero haga clic en 'Todo en la mente' en el menu de arriba para saber más.

¿Por qué ocurren?
Las convulsiones disociativas son un problema complejo. Surgen por razones diferentes en distintas personas. A menudo, los síntomas van acompañados de sentimientos de frustración, bajo estado de ánimo y preocupación, pero estos no son la causa del problema.

Reconocemos una serie de situaciones diferentes en las que los ataques disociativos pueden surgir. Su síntoma puede pertenecer a una de estas categorías, aunque a menudo ninguna de ellas pueda ser relevante:

1. Al azar — Una de las cosas más desconcertantes acerca de estos ataques es que a menudo ocurren de repente sin previo aviso.

2. En reposo, no distraído - Ataques disociativos y el estado de trance asociado a ellos es más probable que ocurran cuando se está en reposo sin hacer nada, por ejemplo en la cama o en el sofá. Si usted está distraído o concentrado en otra cosa, es difícil sentirse 'sobrecogido' por el trance.

3. Con hiperventilación - En algunas personas estos ataques pueden ocurrir al mismo tiempo que un patrón de respiración superficial y rápido, llamado hiperventilación.Puede ser que que usted no se dé cuenta de que está respirando muy rápido, pero otros sí pueden notarlo. Si usted está hiperventilando esto puede hacer que el ataque sea peor. Es útil saber esto, ya que puede proporcionar una manera de detener futuros ataques. Otros síntomas físicos que pueden surgir durante un ataque son los sofocos, opresión en el pecho y hormigueo en las manos. A veces estos síntomas son claramente los de un ataque de pánico.

4. Con despersonalización / desrealización— Estos términos se refieren a síntomas disociativos que mucha gente sufre al mismo tiempo que las convulsiones disociativas. Suele ser una sensación aterradora de que las cosas a su alrededor no son reales, o no sentirse conectados a su cuerpo o la sensación de que todo está lejos y es extraño. Si usted tiene estos síntomas es útil saber lo que son y que forman parte del ataque. Muchas personas que nunca han experimentado estos síntomas, pasan tanto miedo que creen que se pueden estar muriendo. Puede que tenga una 'experiencia fuera del cuerpo' con estos ataques, pero no puede morir a causa de ellos. A menudo la gente describre ser consciente de las personas a su alrededor pero no poder hablar con ellas.
Los pacientes con ataques disociativos a menudo tienen un breve aviso, al menos el 50% de las veces. Algunos no tienen ninguna advertencia. Otros siempre la tienen. Muy a menudo los pacientes comienzan con un aviso que con el tiempo se hace más y más corta y puede desaparecer.

Aprender acerca de esta fase de aviso aprender a prolongarla y aprender cómo la ausencia puede ser la respuesta del cuerpo a estos síntomas de aviso, pueden ser una parte fundamental para aprender a superar las convulsiones disociativas.

Haga clic sobre el tratamiento para obtener más información, y para encontrar la página específica sobre el tratamiento de los ataques disociativos

Actualmente hay algunos enlaces útiles en la web (en inglés)

www.nonepilepticattacks.info se puso en marcha en febrero de 2011 con información detallada sobre convulsiones disociativas. Vale la pena leer.

La Non-Epileptic Attack Disorder Trust (NEAD trust) es una nueva organización con una creciente gama de recursos útiles para los pacientes, incluyendo un foro.

NEAD Scotland también tiene información útil para los pacientes, incluyendo una sala de chat y un foro. El énfasis es más en los factores psicológicos y traumas que en esta web, pero hay mucha base común

Enlaces para convulsiones disociativas (no epilépticas)